Según la medicina tradicional china (MTC) la enfermedad se produce por una alteración y desequilibrio del Yin –Yang. Dentro de esta terapia milenaria encontramos varias técnicas terapéuticas:

ACUPUNTURA

La acupuntura es la técnica que se fundamenta en la inserción de agujas finísimas de un solo uso en determinados puntos de la superficie cutánea (puntos acupunturales) situados a lo largo del recorrido de los meridianos, canales por los cuales circula la energía del organismo (llamada Qi).

La acupuntura restaura la energía, el equilibrio, y regula las funciones del organismo actuando sobre la circulación sanguínea, el sistema nervioso y las sustancias que el cuerpo genera.

Es una técnica eficaz en múltiples patologías.  Las que se tratan diariamente con más frecuencia son las relacionadas con el aparato digestivo, psiquiatría, reumatología, ginecología, aparato respiratorio, neurología y otras patologías como la fibromialgia, la fatiga crónica, la obesidad, las varices y la arteriosclerosis.

AURICULOTERAPIA

También llamada Auriculopuntura.  Mediante esta técnica conseguimos la estimulación de puntos acupunturales localizados en el pabellón auricular. Esta terapia la podemos utilizar para dolores, patología aguda, transtornos nerviosos y hábitos tóxicos, entre otros.


TRATAMIENTO CON VENTOSAS

Este método, también utilizado en la MTC, provoca estímulos mediante la producción de vacío. Consiste en la aplicación de ventosas sobre determinados puntos del cuerpo. Mediante esta terapia podemos conseguir diversas cosas: un efecto analgésico, activación de Xue (circulación de la sangre), regulación del sistema nervioso o hiperemia local.


 

MOXIBUSTION

En esta terapia se utiliza la planta Artemisa prensada, en forma de puro, y esto es lo que llamamos “Moxa”. Con esta técnica estimulamos diferentes puntos mediante la combustión de esta planta.  Las propiedades curativas de esta planta es muy efectiva en debilidades energéticas, problemas musculares, o problemas de artrosis.

 

MASAJE TUINA


Técnica manual donde se estimulan puntos de acupuntura a través del masaje.  Con esta técnica tonificamos o dispersamos y devolvemos al cuerpo a su equilibrio para que recupere la armonía del Qi-Xue.